Comparado con septiembre pasado, la actividad fabril mostró en octubre una mejora de 4,9% en la medición desestacionalizada, por fuerte caída registrada en el mes,  previo producto de la devaluación y la suba de las tasas de interés en agosto.

Los sectores más afectados en octubre fueron: la industria automotriz (que registró una caída de 17,7 por ciento interanual), productos de tabaco (con una contracción del 12 por ciento), la industria de metales básicos (con una baja de 11,2 por ciento) y la metalúrgica (8,5 por ciento). En menor medida, también cayó la producción de sustancias y productos químicos, que registró una caída de 2,3 por ciento.

En tanto, los rubros que vieron incrementados sus niveles de producción fueron el sector textil (15,1 por ciento, al aumentar por segundo mes consecutivo la preparación de fibras de uso textil por el atraso de la cosecha de algodón); alimentos y bebidas (4,6 por ciento, en mayor medida por incrementos en la producción de harina de trigo y aceites vegetales); y minerales no metálicos (2,2 por ciento), según precisó la UIA.