Tan sólo el sector formal sufrirá la perdida de 28 mil trabajadores al cabo de estos cuatro años según las estimaciones de los empresarios, quienes remarcan que el sector concentra gran cantidad de trabajo informal que no está contabilizada. En ambos sectores, la mayoría son mujeres.

El director ejecutivo de la Fundación Pro Tejer, Ariel Schale -quien suena para ocupar un cargo en un eventual gobierno de Alberto Fernández-, dejó en claro que desde 2015, desaparecieron nada menos que 4.229 empresas industriales en forma global, con un promedio del uso de la capacidad instalada de 47,8% en los últimos doce meses.