En medio de la crisis política disparada por la renuncia de Evo Morales bajo presión de las Fuerzas Armadas, los enfrentamientos entre seguidores y opositores al ex presidente de Bolivia continúan en las calles de La Paz. La Fiscalía General del Estado dijo que hay al menos ocho fallecidos por los choques.

Mientras Añez hablaba, legisladores del Movimiento al Socialismo (MAS) intentaban ingresar al Congreso para pedir su renuncia, pero las fuerzas de seguridad lo impidieron. La mandataria provisional, que acusó a Morales de “golpista” y de haber realizado un “fraude descarado” en las elecciones de octubre, dijo que tiene la intención de llamar a elecciones “en el tiempo más breve posible”.