Autoridades de la cartera laboral informaron por WhatsApp a los beneficiarios que no hay fondos para continuar con los planes de capacitación y entrenamiento para los desocupados. Los programas implicaban un gasto de $18 millones por mes. Los gremialistas de ATE quieren saber dónde está el dinero.  Los planes desactivados son el Entrenamiento para el Trabajo (EPT), Programa de Inserción Laboral (PIL), Jóvenes con Más y Mejor Trabajo y el Promover, destinado a mayores con certificado de discapacidad.

Según alertaron los trabajadores del ministerio a cargo de Dante Sica, la decisión se comunicó de manera “informal” a los jefes de las Agencias Territoriales de todo el país a través de un mensaje de WhatsApp. “El agravante es que fue un día antes de que ingresaran los participantes en las empresas”.