El consumo se contrajo 8,8% durante septiembre a nivel interanual, mientras que en los centros de compras fue de 3% en igual período, según el INDEC.

La baja del consumo en dichos centros comerciales acumula 15 meses consecutivos, aunque durante el último bimestre se muestra una desaceleración en la caída.

Respecto a los autoservicios mayoristas, hubo una baja del 3,2% también a nivel interanual, que igualmente lleva quince meses de contracción.

A precios corrientes, midiendo el impacto de la inflación, la facturación de los supermercados llegó a los 57.966,8 millones de pesos con un aumento del 45,2%.