Viajaba de Mendoza a Buenos Aires, con una carga de vino fino de exportación que estaba asegurada,  el camión  mordió la banquina y el chofer no puedo evitar el vuelco.  Los vecinos se llevaron miles de botellas que no se rompieron por el impacto y quedaron esparcidas en la ruta.

Efectivos policiales de Justo Daract intervinieron porque vecinos se acercaron para llevarse botellas de vino tinto y blanco que tendrían un valor de $500 por unidad. Una vez que confirmaron que la carga contaba con seguro, la gente pudo llevarse decenas de cajas.