El billete oficial cerró sin cambios en agencias y bancos de la city porteña.

Lo mismo ocurrió con el mayorista, que terminó sin variantes por sexta rueda consecutiva, con el BCRA aprovechando la escasa demanda para alzarse con varios millones de la oferta del agro.