Crearán una base de datos en la que se registrarán las compras de las personas físicas. Podrán suspender el CUIT, CUIL, o DNI de quienes incumplan para futuras operaciones.