El motivo esgrimido son los aumentos de combustible, y los insumos que requieren los vehículos para salir a la calle.  Se realizarían varias reuniones en estos días para estudiar ese pedido, y de aumentar se mantendrían los beneficios a estudiantes, boleto social y jubilados.

Los empresarios aseguran que el precio del pasaje estaría atrasado por lo menos un 20 por ciento, teniendo en cuenta que ahora cuesta $25,94. 

El subsecretario de Transporte, Matías Galetto, aseguró que el Municipio estudiará el pedido y resolverá sobre el pedido en los próximos días.