El programa de la provincia se contactó con Turismo de la Nación  y les comunicaron que los viajes vendidos para las promociones 2019/2020 están asegurados.  Alberto Montiel Díaz, jefe del programa, confirmó que hay un principio de solución para los alumnos afectados.

La solución llegó por la ejecución de la “cuota cero”, establecido por la ley de Turismo Estudiantil. Se trata de un aporte que realizan las agencias al Fondo de Turismo Estudiantil y constituye el 6% del valor del paquete básico del viaje. En casos como estos, se acciona ese fideicomiso y de este modo se garantiza el viaje a los estudiantes afectados.

La “cuota cero” garantiza el viaje básico (transporte, alojamiento y comida) sin las excursiones contratadas con la empresa quebrada.