El arzobispo de Luján Jorge Eduardo Schening pidió trabajar por “la unidad y la paz en esta época difícil en América latina y Argentina”.

Apenas tres días después de que el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA informara que la pobreza en la Argentina trepó al 40,8%, la Iglesia reclamó la restitución de “derechos y oportunidades” para quienes no llegan a cubrir sus necesidades más básicas.