El presidente de Confederación Sudamericana de fútbol (Conmebol), Alejandro Domínguez, ratificó este jueves al estadio Nacional de Santiago de Chile como sede de la final de la Copa Libertadores de América el próximo 23 de noviembre y  se mostró “confiado” en que el país se recuperará del conflicto social.