El ahora exmandatario boliviano subió al avión que envió el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.  Marcelo Ebrard, titular de la cancillería de dicho país, confirmó la partida de Morales rumbo a tierras mexicanas.

“Hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida”, dijo Morales en un tuit. “Pronto volveré con más fuerza y energía”, añadió. Poco antes, el canal de televisión boliviano Unitel había confirmado que una aeronave oficial mexicana había aterrizado en el aeropuerto de la localidad de Chimoré.