Al mismo tiempo informó que traslada la sede de gobierno de Quito a Guayaquil dentro del estado de excepción que decretara para restablecer el orden, tras los violentos disturbios por el alza de combustibles.