El vocero del Fondo reconoció  que la Argentina “se encuentra en una situación difícil” y rechazó hablar por el momento sobre detalles de los vencimientos de deuda.   Gerry Rice aseguró ayer jueves que el programa con la Argentina se encuentra en estado de “wait and see” (esperar y ver) y no descartó que a partir de las negociaciones ya entabladas con el gobierno de Alberto Fernández “se adapte o cambie”.

En una conferencia de prensa que estuvo prácticamente dominada por la situación de la Argentina, Rice aseguró que ese organismo multilateral de créditoestableció un diálogo “muy constructivo” con las nuevas autoridades argentinas.

Al igual que el flamante ministro de Economía, Martín Guzmán, Rice no dio mayores precisiones sobre las negociaciones ni anticipó cuándo podría darse el próximo encuentro. Sí, a lo largo de toda la conferencia de prensa, Rice dio a entender que se mantiene un contacto fluido con el gobierno argentino pero sin precisar detalles.