Lo decretó ayer jueves  en todo el país durante 60 días a raíz de las múltiples protestas en la capital, Quito, en rechazo al “paquetazo” de medidas económicas de su Gobierno. 

El inicio de los disturbios se produce por el aumento de los combustibles provocado por el recorte en los subsidios, pero los manifestantes -estudiantes y trabajadores del sector del Transporte- terminaron por pedir la renuncia de Moreno en las calles de Quito.