La senadora opositora suspendió por ley a todos los vocales del Tribunal Supremo Electoral. Se debe llamar a elecciones generales en un plazo máximo de 120 días después la nueva conformación de ese cuerpo.

Tras varias jornadas de intensas negociaciones, la presidenta del Gobierno de facto de BoliviaJeanine Áñez, promulgó este domingo la ley acordada por el Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales y las fuerzas minoritarias que la apoyan para convocar a nuevas elecciones que excluirán al ex presidente y el ex vicepresidente Álvaro García Linera, ambos en el exilio.