El alza responde a la actualización de los impuestos a los combustibles líquidos, que se había postergado en los meses anteriores.

En las estaciones YPF el aumento de las naftas y el gasoil fue del 6,3 por ciento, en Axion del 6 por ciento y en Shell 6,3%.

Desde el inicio de 2019 hasta establecerse este nuevo incremento, los precios de las naftas y el gasoil subieron un 43 por ciento promedio.