Investigadores de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) proponen que quien tenga una moto, podrá sacar su motor a combustión y reemplazarlo por uno eléctrico, a través de la adquisición de un kit de bajo costo y de realización 100% nacional, que además incluirá batería y controladores.

Ante los avances en la descarbonización del planeta y la eliminación de los combustibles fósiles, la electro movilidad es vital para el desarrollo sostenible. Se estima que para el año 2035 se dejarán de fabricar vehículos a combustión interna, por lo que este kit para moto eléctrica es una solución a este problema.

El principal objetivo del kit, que consiste en el motor eléctrico, el controlador y la batería, de bajo costo y desarrollo 100% nacional, es lograr transferir la tecnología completa o por partes a la industria. Además, a partir de su prototipo, se propone utilizarlo como plataforma para distintas pruebas y mejoras sobre el desarrollo realizado.

“Lo que nosotros proponemos es un kit para conversión de motos de combustión, que son las que hoy andan por la calle, a motos eléctricas, o sea que cualquiera que tenga una moto, puede sacar su motor de combustión y reemplazarlo por un motor eléctrico con sus baterías y todos sus controles”, explicó el Dr. Guillermo Catuogno, director del proyecto.

Con el fin de presentar el proyecto al concurso universitario de innovación UNSL Xi, en el cual obtuvieron el primer puesto, siendo acreedores de $200.000, se decidió desarrollar el primer prototipo y es por ello, que partiendo desde el marketing, se decidió elegir la clásica moto «Puma», de producción nacional en los años 50.

“No es una moto común, sino que es una moto clásica que se hizo en los 50, que es la Puma, por eso nuestro proyecto se llama e-Puma (…) era una moto de bajo costo, 100% producida en la Argentina más que todo para los obreros, para que tengan una movilidad para ir a sus trabajos y hacer sus actividades, entonces nos enfocamos en esa filosofía de la moto, que sea de bajo costo y de ahí surgió el proyecto de e-Puma”, explicó Catuogno.

La idea de este proyecto es que sea totalmente de producción nacional y desarrollado por el equipo, tanto el motor, el controlador, como así también el software. Se han pensado dos versiones, una con diseño cerrado y más eficiente para inversores, donde se pueda transferir y vender ese conocimiento, y otra de tecnología abierta de más bajo costo, disponible para quien lo requiera.

“En la versión de tecnología abierta vamos a reutilizar controladores que por ahí nosotros utilizamos por ejemplo para bombeo de agua en la Patagonia, motores que hacemos para otras aplicaciones rurales los vamos a utilizar para traccionar la moto en donde ya por ahí este kit de tecnología abierta no va a ser tan eficiente como el otro, pero va a estar disponible para que cualquiera lo pueda hacer y pueda construirse su propio kit de moto eléctrica”, resaltó el Director.

Dato

Del proyecto participan todos los docentes del Laboratorio de Tecnologías Apropiadas de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Agropecuarias (FICA), dirigido por el Dr. Guillermo Catuogno e integrado por Carlos Catuogno, Gastón Frías, y Roberto Trimboli.

Junto al equipo responsable trabaja un grupo colaborador. Además, Pablo Nasisi, está desarrollando la parte mecánica de la moto en su tesis de grado para acceder al título de ingeniero mecatrónico.

Fuente: lagaceta