Entre la noche del lunes y las primeras horas de este martes, un operativo de ablación se llevó a cabo a consecuencia del deceso de un paciente de 64 años, que fuera internado el pasado domingo tras sufrir un accidente de tránsito.  Tras la evaluación y  siguiendo el protocolo del INCUCAI, lo que se ablacionó fueron los riñones y las córneas”.

Del donante se supo que el domingo por la noche, mientras transitaba en bicicleta por la zona sudeste de la ciudad, protagonizó un accidente de tránsito en el que resultó colisionado por una motocicleta, sufriendo, entre otras lesiones, severos traumatismos en el cráneo. Tras varias horas de recibir asistencia en Terapia Intensiva, se produjo su deceso durante la tarde del lunes, iniciándose entonces el protocolo establecido para ablaciones, previo consentimiento de la familia.