La Justicia española sentenció a penas de hasta 13 años de cárcel a los dirigentes catalanes que declararon la independencia de la autonomía en 2017.

El Tribunal Supremo de España condenó este lunes a penas de entre 9 y 13 años de prisión a los dirigentes que declararon la independencia de la Autonomía en 2017 y hasta el momento se registraron 53 heridos durante la jornada de ayer.

Según detalla el diario El País, tres ex consejeros deberán enfrentar una pena de 12 años de prisión ; otros dos ex ministros deberán fueron absueltos del cargo de malversación, por lo que, deberán cumplir 10 años. Mientras que la ex presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, recibió una pena de 11 años y medio por sedición.