La policía intenta reflotarlo. En su interior tiene unos 3.000 kilos de la sustancia, que era para ser comercializada. De los tres tripulantes, dos ya fueron arrestados.

Las labores para reflotar un “narcosubmarino”, varado en la costa de Galicia y que llevaba unos 3.000 kilos de cocaína procedente presuntamente de Colombia, fueron reanudadas por la policía española. La carga está tasada en más de u$s110 millones.

Dos de los tres tripulantes, de origen ecuatoriano, fueron detenidos, mientras que la policía busca al tercero, de nacionalidad española. Se trata del primer “narcosubmarino” interceptado en España.

Los tres tripulantes cruzaron el Atlántico, llegaron a Cabo Verde y subieron hasta Portugal. La policía portuguesa intentó detenerlos sin éxito, tras lo cual envió la alerta a la Guardia Civil española.

La policía española detectó entonces que tenían averías en el motor y que los tripulantes intentaron descargarlo en la costa española, pero se quedaron sin combustible, lo que, unido a un temporal, propició su interceptación.

A 80 metros de la costa los tripulantes abrieron la espita del submarino, lo hundieron y lo abandonaron. Cargados de valijas llegaron hasta la orilla, donde dos de ellos fueron detenidos y un tercero logró escapar.