Se trata de obras profundas e integrales de hormigón para tener arreglos de calidad y con materiales resistentes, y recuperación del pavimento. Estas tareas son efectuadas por personal municipal.

En una primera etapa se alcanzaron 3000 metros cuadrados y en la segunda etapa se planea superar los  1500 metros cuadrados de bacheo.