El proyecto de jurados populares -que ya contaba con el aval del Senado entrerriano, otorgado en octubre- fue tratado sobre tablas el martes, con acuerdo de todos los bloques.

De esta manera, ya son ocho las provincias argentinas que cuentan con ley de juicio por jurados sancionada: Córdoba, Buenos Aires, Mendoza, Chaco, Río Negro, Neuquén,  San Juan  y ahora Entre Ríos.

La provincia que gobierna el justicialista Gustavo Bordet se convirtió en el octavo distrito en contar con el sistema ya aprobado.

“Valoro enormemente el acuerdo unánime de los legisladores para sancionar la ley; hoy nuestra provincia no sólo podrá contar con una mirada doctrinaria en un proceso judicial sino con el aporte del sentido común que los ciudadanos tienen sobre una visión de un determinado hecho o acto”, destacó Bordet, impulsor de la iniciativa.