Aseguran que será la primera del país que tendrá un consultorio farmacéutico. Desde este jueves dará servicio.

Este jueves al mediodía, quedará inaugurada la nueva farmacia del Hospital Central “Dr. Ramón Carrillo”, que tiene como particularidad un robot que gestiona el stock y el vencimiento de los medicamentos; brinda mayor eficacia y rapidez en el servicio. Según los especialistas, cuenta con un consultorio farmacéutico donde los pacientes podrán evacuar sus inquietudes sobre los remedios que deben tomar. El espacio funcionará de lunes a viernes de 8 a 20 y los sábados de 8 a 12. Además, estará de turno de acuerdo al cronograma estipulado en el municipio de Juana Koslay.

De acuerdo a lo que indicaron, los pacientes sin obra social podrán retirar sus medicamentos de manera gratuita para el primer tratamiento. Si deben continuar con lo recetado, tendrán que buscar los remedios en el Centro de Salud más cercano a su domicilio para evitar ir todos los meses al Hospital Central. Quienes sí posean cobertura médica podrán adquirir lo recetado por los profesionales. 

“Es muy particular y muy moderna. Tiene un proceso de robotización de última generación que es muy innovador y eso permite que el medicamento, cuando ingresa, sea cargado al robot. En el momento de la dispensa, este lo saca desde su almacenamiento y se lo entrega al farmacéutico. A su vez, tiene en cuenta su vencimiento y su trazabilidad”, precisó el gerente de la Farmacia Hospital Central, Gustavo Vincenti.

 “Farmacia es el servicio que más tecnología ha generado desde el traslado del Hospital San Luis al ‘Ramón Carrillo’. María José Zanglá”

Según indicó, el artefacto es italiano, tiene muchos años de desarrollo y evita errores humanos.

“La farmacia cuenta con un sector de consultorio farmacéutico. La idea es que toda aquella persona que por su complejidad o su cronicidad necesite algún tipo de explicación o trato especial pueda venir a este espacio donde van a estar los profesionales farmacéuticos que asesorarán sobre interacciones de medicamentos, cronicidad, cómo debe manejarse y todo lo que necesita”, explicó Vincenti.

La presidenta del Directorio del Hospital Central, María José Zanglá, subrayó que en la Argentina no hay consultorios farmacéuticos, por lo que el de San Luis será el primero. También aseguró que comenzarán a funcionar otros robots que son como armarios inteligentes.

“La farmacia hospitalaria, que funciona en todos los servicios, también inaugura sus robots y están directamente ligados al paciente en área crítica, cuidados moderados y plantas quirúrgicas. Se trata de Pixys, que son unos robots que hacen la administración del medicamento, donde el enfermero o aquella persona habilitada por huella digital puede generar la apertura del stock para el paciente. El enfermero selecciona el medicamento que le corresponde según el horario y se abre el cajón automático para poder sacar la ampolla que corresponda o el medicamento y eso va a trazabilidad a pie de cama”, explicó Zanglá.

Según puntualizó la asesora del servicio de farmacia, Alicia Ávila, los nueve Pixys instalados reducen el tiempo de inicio de un nuevo tratamiento dado que no hay que esperar a que el fármaco llegue desde la farmacia principal.  

Zanglá comentó que Farmacia es el servicio que más tecnología recibió desde que emigró del Hospital San Luis al “Ramón Carrillo”.

“Farmacia pasa a trabajar en un 100% robotizada y eso hace al manejo de los medicamentos. El stock más grande de un hospital es el de insumos farmacéuticos”, expresó la presidenta.

” La farmacia es muy particular y moderna, tiene un proceso de robotización de última generación. Gustavo Vincenti.”

Otra de las herramientas tecnológicas que utiliza el hospital son los Kardex.

“Son armarios semiautomatizados que, al igual que los Pixys, proporcionan un almacenamiento seguro de los medicamentos y productos médicos. Son sistemas carruseles que trabajan para ayudar a la preparación de los pedidos de los diferentes servicios. Facilita el producto: el carrusel gira y coloca el pedido frente del operador”, mencionó Ávila.

La máxima autoridad del nosocomio indicó que la robótica es una herramienta para la seguridad de los pacientes.

“En estos pasos de trazabilidad aseguramos que el medicamento que nosotros colocamos es el correcto para el paciente y con la fecha de vencimiento correspondiente. Eso es seguridad de pacientes y la robotización permite hacer un seguimiento final a pie de cama. Los hospitales del primer mundo exigen este tipo de trazabilidad”, concluyó.

Fuente: eldiariodelarepublica.com