El hombre, de apellido Andino, fue trasladado al Servicio Penitenciario provincial. Su presunto cómplice se encuentra con prisión domiciliaria por cuestiones de salud.

Este domingo, el Juzgado de Garantías N° 2 de la Segunda Circunscripción Judicial, a cargo de Leandro Estrada, dictó prisión para un hombre por el delito de “Distribución de imágenes de abuso sexual infantil” en Villa Mercedes. Desde el 2 de agosto, el segundo acusado permanece privado de la libertad en su domicilio por cuatro meses, debido a que atraviesa un delicado estado de salud.

Según trascendió, el hombre de apellido Andino es de La Pampa, tiene 35 años y fue trasladado este lunes al Servicio Penitenciario Provincial, tras ser detenido el pasado 30 de julio junto a su presunto cómplice villamercedino de 38 años. Ambos fueron procesados por el delito de “Distribución de imágenes de abuso sexual infantil”, donde intervino la fiscal de Instrucción Daniela Torres.

La medida fue dispuesta por una causa originada en la provincia de Río Negro donde se investiga la producción, divulgación y distribución de Material de Abuso Sexual de Niñas, Niños y Adolescentes (Masnna), en la que Andino fue señalado de cometer el delito en la provincia sureña, fijar el domicilio en Villa Mercedes el año pasado y radicarse recién en abril en la ciudad. Sin embargo, la Justicia tiene información sólida de que el hombre estuvo en Viedma, pero él les negó en todo momento a la fiscal y a los policías que alguna vez estuvo allá.

Otro dato que fue corroborado es que tiene antecedentes en la Justicia Federal por tráfico y venta de estupefacientes. De hecho, según trascendidos que restaban confirmar, por dicha causa de 2019 fue condenado con prisión domiciliaria, la cual debería estar cumpliendo.

El pasado 30 de julio, en los allanamientos realizados en dos domicilios del barrio Pablo Díaz, la Policía secuestró álbumes fotográficos, libros para niños, varios CD y DVD, una consola de videojuegos PlayStation, celulares, un auto Volkswagen Gol, una pistola calibre 22 largo que escondía debajo de su cama y 900 gramos de marihuana compactada lista para la venta, que ocultaba en la heladera de la precaria casa.

Hallaron, además, dinero en efectivo y balanzas de precisión, muy posiblemente usadas en la medición y fragmentación de la droga.

Fuente: eldiariodelarepublica.com