Bomberos y brigadistas intensificaron las tareas durante la noche del sábado y madrugada del domingo. Solo hay un foco activo en lo alto del filo y se trabaja para extinguirlo.

Más  de  150 las personas, entre ellos brigadistas de San Luis Solidario, bomberos de la Policía provincial, voluntarios y personal de los municipios de la zona, son los  que trabajaron en el lugar  en la guardia de ceniza y en la extinción del último foco ígneo activo que se localiza en lo alto del Filo.