La Cámara del crimen N°1 condenó a 8 años de prisión a Federico Guidugli, por el delito de” abuso sexual simple agravado por la convivencia preexistente” en perjuicio de sus dos hijastras.  Fue un fallo unánime del tribunal presidido por Jorge Sabaíni Zapata.

La fiscal de Cámara, Carolina Monte Riso, había solicitado 12 años por el delito de abuso sexual simple agravado por la convivencia preexistente en el caso de una de las menores y abuso sexual gravemente ultrajante en el caso de la otra.